FLOJO

Una zapatilla con un ajuste flojo puede ser ideal para actividades diarias o entrenamientos livianos de gimnasio. Además, si tenés pies anchos o arco pronunciado, la técnica de ajuste flojo puede sentirse como una de ajuste regular. Acá te contamos cómo lograr nuestro ajuste flojo.

Tomá la punta -el extremo más delgado- de cada de HICKIES y pasala a través del ojal inferior derecho, salteá dos ojales y sácalo por el cuarto ojal, contando desde abajo, del mismo lado. Pasá la segunda unidad a través del anteúltimo ojal derecho, salteá dos ojales y sácalo por el quinto ojal del mismo lado. Repetilo con la tercera unidad, a través del tercer y sexto ojal, de nuevo, del mismo lado hasta arriba.

En el lado opuesto de ojales, repetí el proceso.

Finalmente, conectá los HICKIES como harías normalmente: Pasá la punta por encima de la hebilla de cabeza dura e insertala dentro del orificio detrás de la cabeza. Simultáneamente, estirá y envolvé el anillo alrededor de la hebilla dura para ajustar cada unidad mientras mantenés la punta dentro del orificio.

Mirá y aprendé con el Video de Sujeción Floja, y fijate debajo cuáles son las otras formas de colocar este sistema de sujeción dinámico.