AJUSTADO

Una sujeción ajustada resulta ideal para deportes de alto impacto, como correr al aire libre y sesiones intensas de gimnasio. Mantener tus zapatillas más ajustadas a tus pies puede reducir la tensión muscular, y protegerte de impactos y lesiones. Nuestra técnica entrecruzada logra un ajuste óptimo. A continuación, cómo conseguirlo.

Empezá abajo de todo. Tomá la punta -el extremo más delgado- de cada unidad de HICKIES y pasala a través del ojal inferior derecho y cruzándolo en diagonal hacia el lado opuesto, sacalo a través del segundo ojal inferior izquierdo, es decir, salteando un ojal. Pasá la segunda unidad a través del segundo ojal inferior derecho y crúzalo sobre la primera unidad, sacándolo por el primer ojal inferior izquierdo.

Esto debería crear un patrón entrecruzado que queda plano en la lengüeta de la zapatilla. Repetí estas cruces en los ojales restantes hasta llegar arriba de todo. Fijate que esta técnica requiere cuatro ojales individuales por cada cruz. Si tu zapatilla tiene un número impar de ojales, pasá cada uno a través de los dos ojales que quedan, tal como harías con la técnica de ajuste regular.

Una vez que todos los HICKIES están en su lugar, conectalos como normalmente harías: Pasá la punta por encima de la hebilla de cabeza dura e insertala dentro del orificio detrás de la cabeza. Simultáneamente, estirá y envolvé el anillo alrededor de la hebilla dura para ajustar cada unidad mientras mantenés la punta dentro del orificio.

Mirá y aprendé con el Video de Sujeción Ajustada, y fijate debajo cuáles son las otras formas de colocar este sistema de sujeción dinámico.